Seleccionar página

El blog de Rosina Iglesias

Correctora literaria

Aprende a incorporar el olor a la escritura

por | May 6, 2018

En la entrada de esta semana, te voy a explicar cómo conseguir que tus narraciones huelan. Tú decides si es placentero o molesto.

 

 

¿Por qué deberías incorporar el olor a tus textos narrativos?

 

Como bien sabes, el cerebro asocia el aroma a los recuerdos. Por ejemplo, una gran parte de la población siente arcadas ante una manzanilla debido a que su olor le estimula los recuerdos de cuando enfermaba en su infancia y su familia lo curaba con esta infusión. Yo misma me incluyo entre las personas que no lo soportan por ese motivo.

 

¿Has dicho alguna vez que no quieres leer libros electrónicos porque te falta el olor a papel e, incluso, el olor a libro viejo? Asocias el olor a libro con el placer de la lectura. De ahí que te resistas al cambio.

 

Aprovéchate de este vínculo entre olor y sentimiento. Atrévete a incorporar el olor a tus textos. Estimula el sentido olfativo de quien te lee, del mismo modo que lo hace un ambientador cuando alguien entra en una estancia. Un aroma de fresa nos puede traer recuerdos de los chicles de ese sabor, que asociaremos con nuestra infancia, incluso sin darnos cuenta.

 

 

Variantes del olor

 

No lo dudes, aúna el olor a la escena que estás tratando de ambientar.

 

No obstante, debes tener cuidado con lo que quieres transmitir. La palabra aroma implica la sensación de algo agradable, mientras que el olor podría ser todo lo contrario. Elige con cuidado: la diferencia de significado entre fragancia y pestilencia puede echar por tierra el ambiente que estás intentando crear en un escenario.

 

Sinónimos de olor

 

Aquí te dejo los sinónimos de olor, aunque, más bien, podría decir que son otras formas de verbalizarlo, ya que cada término tiene unas implicaciones distintas:

  • Aliento
  • Aroma
  • Bálsamo
  • Efluvio
  • Emanación
  • Esencia
  • Exhalación
  • Fetidez
  • Fragancia
  • Hálito
  • Hediondez
  • Hedor
  • Irradiación
  • Perfume
  • Pestazo
  • Peste
  • Pestilencia
  • Tufo
  • Vaho
  • Vapor

 

Estoy segura de que conoces la diferencia de significado entre cada palabra; no obstante, si tienes dudas, acude a un diccionario para despejarlas.

 

Tipos de olor

 

Como bien sabes, hay olores agradables y otros que no lo son tanto. Te voy a dejar un listado tanto de un tipo como del otro para que los tengas presentes cuando te hagan falta. Te agradecería que me ayudes a completarlo en los comentarios:

 

Olores agradables

olor a perfume

  • Aceite, aceituna, aire fresco, almíbar, ambientador.
  • Bizcocho, bosque (cada árbol y planta tiene un olor diferente).
  • Café, campo cultivado, caramelo, champú, chicle, chimenea, chocolate, cítricos, colonia, comida caliente.
  • Desinfectante, desodorante, detergente.
  • Ensenada, especias, estanque.
  • Flores frescas (esta entrada se haría interminable si pongo todas las flores, así que elige tú la que más te convenga en cada momento), fruta (idem).
  • Golosina, granero.
  • Harina, helado, hierba recién cortada, hierbas aromáticas (eucalipto, menta, salvia, té, etc.), hortalizas.
  • Incienso.
  • Jabón.
  • Lago, laguna, leña, lluvia, lumbre.
  • Mar, mesón, miel, montaña.
  • Palomitas de maíz, pan recién horneado, perfume, pizza, playa, polvos de talco, pradera, productos para el cuidado corporal.
  • Queso.
  • Restaurante, rocío, ropa nueva (o limpia).
  • Sábanas limpias, salsa, suavizante.
  • Tasca, tierra húmeda, tostada caliente.
  • Vainilla, vela, verduras.

 

Olores desagradables

 olor a pescado podrido

  • Abono, acetona, aguarrás, ajo, alcanfor, alcantarilla, alcohol, algas, alquitrán, animales no domésticos, antro,  axila, azufre (y otros productos químicos).
  • Basurero, batalla, boñiga, buitre.
  • Cadáver, calcetines, cañerías, carnicería, cementerio, cerdo, ciénaga, ciudad, clínica de dentista, cloro, cloroformo, combustión, contaminación, corral, cuadra.
  • Depuradora, descomposición, desván, detritos, diarrea.
  • Enfermedad, escobero, esputo, establo, estercolero, excrementos.
  • Fábrica, farmacia, flatulencia, formol.
  • Gallinero, ganado, gasolinera, goma quemada, granja.
  • Heces, herida infectada, herrín, hospital, humedad, humo.
  • Infección.
  • Jaula.
  • Laboratorio, lavativa, lejía, lombricompostera.
  • Mal aliento, matadero, mazmorra, metal, mofeta, moho, motor.
  • Óxido.
  • Palomar, pescadería, pescado, petróleo, pies, pintura, pocilga, polución, polvo, putrefacción.
  • Quirófano.
  • Ratonera, retrete, roña, ropa usada.
  • Suciedad, sótano, sudor.
  • Tabaco, taller mecánico, tanatorio, transpiración.
  • Ventosidad, verdín, vertedero, vinagre, vísceras, vómito.

 

No obstante, debes tener en cuenta que cualquier olor agradable puede resultar desagradable cuando conlleva recuerdos tristes o incluso terroríficos. Por ejemplo, imagínate a un personaje que percibe un intenso olor a playa. Es un olor generalmente agradable, ¿verdad? Si te digo que a su mente acude un recuerdo olvidado de haber sido retenido contra su voluntad en un paraje con olor a mar, ¿seguirías creyendo que el olor le atrae?

 

En todo caso, también sabes que el placer derivado de los olores es subjetivo: he incluido las palomitas de maíz en el primer listado y a mí en concreto su olor me revuelve el estómago, aunque las palomitas en sí me gusten. Del mismo modo, una buhardilla y una bodega pueden emitir olores agradables o desagradables dependiendo de su contenido y limpieza, y son escenarios muy útiles para activar la memoria de los personajes.

el queso huele que apesta

Describe la escena

 

En el momento en que vayas a incorporar el olor a tu escena, también puedes evitar mencionarlo haciendo gesticular al personaje: si se tapa la nariz y trata de respirar por la boca, está claro que algo le produce náuseas. Imagínate cómo gesticulas tú en una situación determinada y descríbelo. Si es al contrario, puedes hacer que tu personaje inspire hondo al abrir la ventana en una mañana fresca.

 

Del mismo modo, puedes incorporar el olor mediante la descripción de lugares con un ambiente rancio, como un ascensor, un concierto abarrotado, un viaje largo en autobús, un zoológico, etc.

 

Descripción del olor con adjetivos

 

Además, puedes utilizar cualquiera de estos adjetivos para recrear tus escenarios:

  • Ácido, acre, agradable, agrio, agudo, aireado, almidonado, almizclado, almizcleño, amargo, angustioso, antiséptico, apabullante, apagado, apasionante, apetitoso, apestoso, arcilloso, aromado, aromático, aromatizado, arrollador, aseado, aséptico, asqueroso, avinagrado.
  • Balsámico.
  • Característico, cargado, cáustico, cochambroso, comedido, concentrado, condimentado, contaminado, contaminante, contundente, corrompido, corrupto, cortante.
  • Débil, decadente, delicado, delicioso, desagradable, desaseado, desastrado, descompuesto, discreto, distintivo, dulce, dulzón.
  • Embriagador, emocionante, empalagoso, enfermizo, especiado, esquivo, estanco, estimulante, excitante, exquisito, exuberante.
  • Fétido, floral, florido, fragante, fresco, fuerte.
  • Gaseoso, grato, guarro.
  • Hediondo, higiénico, horrible, húmedo.
  • Incitante, inconfundible, infecto, inhumano, inmundo, inquietante, insípido, intenso, intoxicante, irresistible.
  • Leve, ligero, limoso, limpio, lozano.
  • Mal ventilado, maloliente, malsano, manifiesto, marchito, mareante, margoso, moderado, mohoso, mordaz, mugriento.
  • Narcótico, nauseabundo, nítido.
  • Odorante, odorífero, oloroso.
  • Particular, pasado, peculiar, penetrante, perfumado, pestilente, picante, piojoso, placentero, podrido, potente, pringoso, puro, putrefacto.
  • Quemado.
  • Rancio, recién hecho, reconfortante, refrescante, remoto, repugnante, repulsivo, rico, roñoso.
  • Sabroso, salobre, saludable, sano, sazonado, seco, seductor, séptico, sofocante, sórdido, suave, subestimado, sucio, sudado, sudoroso, sugerente, supurante.
  • Tentador, tenue, terrible, terroso, tierno, tonificante.
  • Vago, ventilado, vertiginoso, viciado, vigorizador, vigorizante, vivificante.

Verbos que te ayudan a incorporar el olor

 

Aclimatar, aderezar, agobiar, alborotar, alterar, asaltar, asfixiar, aspirar, atufar, calar, caldear, captar, catar, conservar, contagiar, contaminar, corromper, delatar, despedir, desprender, destilar, diluir, dispersar, echar para atrás, emanar, emitir, enrarecer, envasar, envolver, esparcir, evaporar, evocar, flotar en, exhalar, extender, heder, husmear, identificar, impregnar, infectar, infestar, inhalar, inocular, inspirar, invadir, llegar, molestar, mosquear, notar, oler, olfatear, olisquear, penetrar, percibir, preservar, refrescar, repugnar, respirar, rezumar, sentir, sofocar, sospechar, tirar de espaldas, transmitir, ventear, ventilar, viciar.

 

Uso del olor en sentido figurado

 

Todos usamos a diario, sin darnos cuenta, expresiones olorosas:

 

Me huele a chamusquina. ¿Por qué no me habrán invitado a la reunión?

El ambiente quedó un poco cargado después de la discusión por política.

Aunque tratase de hacerse pasar por republicano, apestaba a monárquico.

Emanaba efluvios de rencor cada vez que se acercaba.

Me da en la nariz que no está diciendo la verdad.

sinónimo de olor

 

Ausencia de olor

 

Tampoco te olvides de la ausencia de olor a la hora de recrear tus escenarios, ya que puede ayudarte a crear suspense.

 

Colocaciones

 

También puedes incorporar el olor con estas frases hechas o colocaciones:

  • Afinar el olfato.
  • Aguzar el olfato.
  • Ambiente agobiante.
  • Ambiente asfixiante.
  • Ambiente cerrado.
  • Ambiente desapacible.
  • Ambiente enrarecido.
  • Ambiente irrespirable.
  • Ambiente malsano.
  • Ambiente saludable.
  • Ambiente sofocante.
  • Asomar la nariz.
  • Arrugar la nariz.
  • Captar un olor.
  • Darse de narices.
  • Delante de sus narices.
  • Despertar el olfato.
  • Desprender hedor.
  • Dos pares de narices.perro olfateando
  • Ejercitar el olfato.
  • Emanar hedor.
  • En olor de multitudes.
  • Fino olfato.
  • Hasta las narices.
  • Hedor insoportable.
  • Hedor penetrante.
  • Hinchar las narices.
  • Importar tres narices.
  • Manda narices.
  • Meter la nariz.
  • No haber más narices.
  • No ver más allá de sus narices.
  • Olfato agudo.
  • Olfato embotado.
  • Olor asfixiante.
  • Olor corporal.
  • Olor denso.
  • Olor dulzón.
  • Olor inapreciable.
  • Olor nauseabundo.
  • Olor penetrante.
  • Olor potente.
  • Olor suave.
  • Percibir hedor.
  • Perder el olfato.
  • Perfume denso.
  • Perfume dulzón.
  • Perfume embriagador.
  • ¡Por narices!
  • ¡Qué narices!
  • Restregar por la nariz.
  • Romper las narices.
  • Salir de las narices.
  • Tener narices.
  • Tener olfato.
  • Tirar de espaldas.

 

Espero que te haya gustado esta entrada y la uses siempre que te haga falta. No te olvides de compartir tus comentarios para que pueda añadir lo que veas que me he dejado atrás y que, de ese modo, este listado sea más completo.

 

Y, si tienes algún libro pendiente de corrección o estás a punto de finalizarlo, no dudes en ponerte en contacto conmigo en correcciones@rosinaiglesias.com para que te lo revise.